¿Móvil a los 12?

“Ha estado peleada con varias de sus amigas este verano en varias ocasiones, menudos conflictos he tenido que lidiar en casa”

“Ah, ¿vais al mismo sitio en vacaciones?”

“No, qué va, ha sido por el teléfono….”

Y yo que escucho esa conversación entre dos madres de hijas de 11 años, se me queda la carita esa del muñequito del WhatsApp con los ojos como platos al ver hasta qué punto comienzan a ser más reales las vidas virtuales que las reales mismas (uy que me lío…). Y aunque los conflictos han existido siempre y más a esas edades, “ahora te hablo”, “ahora no te hablo”el detalle que no deberíamos pasar por alto es que con los “aparatitos” se multiplican en todo su esplendor. Y me remito a los hechos.

En mi caso llegó el temido momento de “todos tienen movil menos yo”. Sí, yo sabía que no iba a tardar mucho a pesar de mi intención de alargar el momento lo máximo posible. Pero aquí sigo yo en mis trece con el “por ahora no”, porque está claro que ese “todos” es muy relativo. También decía yo a mis  padres hace muchos años siempre en mitad de una conversación de lo más dramática: “¡A todas las dejan menos a mi!!!

Respetando todas las opiniones que son muchas, voy a exponer la mía siempre abierta al debate ;).

img_0282

Móvil con 12:

Veamos las ventajas, que evidentemente las hay:

  • Están localizados. Cierto, no hay nada que más tranquilidad nos de en este momento de sociedad “aterrada” por mil cosas que pasan (¿o serán menos y se magnifican por los medios de comunicación?), que tenerlos localizados. El estómago en la garganta que se te pone cuando sabes que debe llegar a casa una hora y se retrasa apenas cinco minutos, es una sensación que por supuesto, queremos evitar.… Lo gracioso es que en este punto ventajoso, con la edad que tengo, a mi madre le sigue pasando….así que digamos que parece va a ser para siempre, tengamos móvil o no.
  • Si les pasa algo, pueden llamar. Esta también la compro…, pueden llamarnos en el instante. En su día a día pueden pasarles cosas para necesitar usar el movil, mmmmm, no termino de verlo porque la mayoría del tiempo está conmigo. Y si no lo está, está con gente. El concepto “pasar algo” es complicado porque nuestra imaginación es terrible para lo negativo, así que siendo objetivos y basándonos en estadísticas reales, es bastante improbable….con lo cual me quedo solo con la primera.
  • ……

No veo más, qué queréis que os diga, no consigo ver más. Evidentemente si le pregunto a ella, me dirá mil más, pero desde mi óptica de “madre que proporciona la herramienta para un bien común”….no veo más. Y claro, esto no deja de ser un balance coste-beneficios en el que tengo la última palabra. Y me diréis, “¡pero esas tienen mucho peso!”, ok, veamos las desventajas.

Desventajas y lo que veo que está pasando con niños de 12 años (ojo que no he hablado de otras edades):

  • Conflictos que alcanzan dimensiones demasiado grandes para la edad: a esas edades están en momento de generar relaciones sociales y aprender de ellas, es la pata de la inteligencia emocional que se llama “inteligencia INTERPERSONAL” y es básica para desarrollar la empatía. El problema es que el móvil (o cualquier pantalla) borra de un plumazo la posibilidad de que eso exista. Es decir, desarrollan lo contrario. Esta inteligencia hay que tenerla muy alta para dominar el autocontrol (que el cerebro va desarrollando hasta los 21 años aprox.), la escucha y ponerse en el lugar del otro (no hay nada más frío que la pantalla para la empatía). Y esto deriva en la facilidad de que exista ciber acoso que está alcanzando niveles alarmantes….(¿visteis el programa de Ana Pastor sobre el tema? #ObjetivoAcosoEscolar )
  • No control de lo que hacen: por lo dicho antes, todavía es complicado el autocontrol (su cerebro está en proceso de desarrollar la parte que analiza el conflicto y lo gestiona) así que la impulsividad y el daño gratuito, están servidos. Los conflictos y lo duros que pueden ser a esta edad, hace que haya que pensárselo. Prefiero mil veces que tenga conflictos cara a cara a esta edad que los tenga primero con la pantalla y que después los tenga cara a cara. El proceso de aprendizaje desde mi punto de vista es al revés.
  • Dependencia de la máquina: aquí no voy a entrar mucho, me remito a los miles de artículos que hay sobre el tema y que nos afecta a grandes y pequeños. El control que las máquinas tienen sobre nosotros alcanza ya cotas que ponen los pelos de punta.
  • Aislamiento: qué bueno cuando escribo esto, esta desventaja me parece que es para todos, no solo ellos. El famoso equilibrio entre estar pegados al teléfono (yo la primera que se lo tiene que hacer mirar) y vivir en el mundo off line. En esas edades además, es casi más importante vivir “más tiempo” en el mundo real que en el virtual…
  • El engaño de “son nativos digitales”: justo el sábado pasado en una boda escuché a un padre orgulloso contar que su hijo de cinco años le daba lecciones con el móvil. OJO, no confundamos el manejo de los botones, con el uso apropiado del aparato entero. Es una desventaja que resulte tan fácil su manejo por su parte, porque nos relaja y hace que evitemos saber cómo funciona, total ya lo saben. Cuidado, saben tocar las teclas a más velocidad y a dos manos, pero no saben usarlo de manera adecuada para buscar información (discriminar lo que sale en internet como todo válido), comunicarse de manera adecuada….(el caso más grave el articulo  de Carme Chaparro que leí el otro día )

Estos son los que me vienen de repente, quizá hay más, no sé…

Sin embargo mirad que lo veo como un reto el darle la vuelta a esto y no luchar contra ello, sino hacerlo nuestro aliado para educar en valores. Casi la totalidad de los padres de niños de 12 años que me rodean han proporcionado ya móvil con lo cual, usémoslo para educar más y mejor. Es la excusa perfecta para aumentar la comunicación en casa sobre este tema y no desde “darles el discurso”, sino desde “compartamos puntos de vista porque soy tu padre y quiero lo mejor para ti”.

Aunque por ahora yo me mantengo en “todavía no”, en casa usamos mil cosas que pasan a nuestro alrededor e incluso cosas que me pasan a mi misma por las redes para debatir y escuchar su punto de vista (clave para mi). Tengo tantas historias buenas y malas que da para mucho compartirlas con tu hija y ser consciente de cómo lo ve y cuál es su enfoque.

Además nos miran todo el tiempo, si nosotros no controlamos, si no comunicamos bien, si estamos pegados todo el día….¿por qué ellos no?

Antes de dar un aparato que hace muchas cosas, en mi caso creo que debo seguir sembrando en la mente de mis hijos, otras. Educación general básica lo llamo. Quiero educar primero en comunicación, escucha, empatía….y de paso seguir recordándolo yo, porque la pantalla no nos permite TODO.

Las personas son responsables de lo que exponen en internet, pero yo también soy responsable de lo que escribo sobre lo que exponen.

Y vosotros ¿qué opináis?

Hasta la próxima :).

Puedes escucharlo aquí:
Ir a descargar

p.d: ¿Quieres recibir los artículos por WhatsApp? Envíame tu número (con el país desde donde escribes) al mail noelia.lopezcheda@gmail.com y podrás tenerlos todos los jueves. Tu teléfono se usará solo para entrar en la lista de distribución de los artículos. Importante el prefijo internacional, ¡gracias!

p.d3: YA MI PRIMER LIBRO A LA VENTA donde trato estos temas y mucho más, información aquíhttp://www.esferalibros.com/libro/no-seas-la-agenda-de-tus-hijos/

Anuncios

8 Respuestas a “¿Móvil a los 12?

  1. Yo lo tengo claro. El dia que me lo pidan me pongo a temblar.
    Luego a buscar un telefono como el que los operadores venden a los ciudadanos mayores. Los modelos que existian al principo con pantalla sencilla y teclas. No un smartphone. Sino un telefono que sirva para llamar y mandar mensajes de texto.
    Aquellos no tenian camara. Por lo que eliminamos el problema de que un depredador se haga pasar por otro niño y los embauque.
    No tenian internet. Por lo que no van a perder horas navegando en contenidos que tal vez no sean adecuados para su edad.
    Limitamos el tiempo de navegar a cuando esten cerca de nosotros y podamos advertir si estan en peligro.

  2. Yo les recomiendo leer este libro “Educar en el asombro” por Catherine L’Ecuyer donde nos hacer ver los errores q cometemos como padres al acelerar etapas de la vida de los niños. Con la tecnología les quitamos la posibilidad de asombrarse de todo lo q los rodea, ya sea de la naturaleza como de la cara q pone el otro antes algo q decimos. Cuando a un niño le presentamos estímulos externos q suplanten su capacidad de asombro, le anulamos la capacidad de motivarse a si mismo, le anulamos su voluntad. No soy partidaria de prohibirlos pero si de retrasar su necesidad de tenerlo lo más q se pueda. Gracias Noelia por tus notas formativas!!!

  3. Cuando tenía 10 años, me llamaban a casa al 2233 … De Lugo para bajar a patinar o a jugar a la calle …
    Cuando era adolescente, acababa de dejar a una amiga y nos llamábamos y hablábamos horas, delante de la cara de póquer de mi padre …
    El problema no es el aparato, el problema es el uso que se hace de él …
    Mi hijo no cambia una tarde delante de la tienda de chuches, charlando con los colegas, por la Play, ni por el móvil … Algo debí de hacer bien.
    La sociedad se ha encerrado en sí misma, la gente ya no sabe quien vive en el cuarto derecha … y le echamos la culpa al móvil?
    Yo escribía cartas inmensas a mis amigos del verano … sería justo que no me compraran sellos y sobres?
    Pensemos: hay gente que le pusimos el móvil a nuestros hijos por necesidad a los 9 años … hay gente que pone el límite en los 12 años …, los tiempos cambian, las formas de comunicación también
    Me importan más otras cosas … siempre hubo niños enchufados a los Teletubbies o a Pocoyó … pero eso era super super educativo

    • Sí, en realidad yo también creo que lo del aparato es solo el síntoma de algo más. Como bien dices…han cambiado muchas cosas en la manera de relacionarnos, en los valores principales….y el móvil simplemente ha venido a hacerlo más evidente…
      Totalmente de acuerdo con tu comentario, gracias por hacerlo 😊. Un abrazo

  4. Pues estoy contigo, hay que usar el móvil para educar. Desde mi experiencia (tengo un adolescente de 17 años y una pre-adolescente con 13) es mejor hacer su uso normal y cooperativo, que lo vean como una herramienta que puede ser muy últil, pero sobre todo pienso que no hay que agobiar con controlar constantemente; la cuerda debe estar un poco floja pero no soltarla y sobre todo tirar cuando no va en la dirección correcta. He comprobado que si confías en ellos y les das margen lo usan con mesura.
    Un abrazo.

  5. Hola ayer mi hijo de 12 años justo a esta hora para ser exacta me dijo que soy muy sobre protectora y que ya quiere tener móvil. “Todos lo tiene” Que buen tema, muchas gracias con mi esposo manejamos este mismo criterio. Vida real y no vida virtual. Éxitos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s