Cómo formar líderes e impulsar el talento en las empresas

La estabilidad en el entorno de la oficina es uno de los principales problemas con los que se puede encontrar cualquier negocio. Esto se representa en la forma de empresas donde no se aprecian cambios con el paso del tiempo, donde sus empleados están en puestos estáticos y en las que no hay margen para impulsar el talento escondido que tienen algunos de los trabajadores. Son aspectos con los que se debe luchar si estamos pensando en gestionar una empresa de la mejor manera posible, en la cual los empleados se encuentren satisfechos y donde sea posible conseguir oportunidades de crecimiento tanto a nivel personal como profesional.

Business meeting

Pasos clave para formar líderes

 

Es común que muchas empresas cometan el error de desaprovechar oportunidades de dar más confianza a algunos de sus trabajadores para que puedan alcanzar puestos de una responsabilidad superior. Se trata de una grave equivocación, puesto que puede ser condicionante de que el trabajador en cuestión termine abandonando su empleo, cambiando a una empresa donde confíen en él para un cargo superior. Por eso las empresas tienen que hacer todo lo posible para ser ellas las que depositen su confianza en los empleados, aportando oportunidades de crecimiento que también sean beneficiosas para las propias empresas.

 

Esto se debe hacer prestando atención a una serie de elementos específicos. Para asegurarse, la formación de líderes se tiene que crear en un entorno con incentivos. Trabajar de manera proactiva, contando con las opiniones de los trabajadores y realizando un seguimiento exhaustivo de cada candidato ayudará a tener claro cuando alguien despunte de forma notable y deba ser tenido más en cuenta. La retroalimentación también es fundamental, siendo un muy buen punto de partida que exista una comunicación directa entre jefes y empleados. Aunque se pueden mantener conversaciones habituales dependiendo de cada uno de los casos, de forma frecuente, como una vez cada seis meses, se podrían organizar encuentros presenciales.

 

Formar buenos líderes significa también transmitir buenos valores. Esto supone reflejar en los demás un carácter que sea abierto y cercano, manteniendo las distancias y las normas de conducta, pero creando un buen vínculo entre las distintas personas de la empresa. Instruir estos valores será óptimo para que su presencia perdure con la selección de nuevos candidatos a ponerse al frente de la compañía. En último lugar, es importante recordar que todos los empleados forman parte de un mismo espacio, uno en el cual se tiene que fomentar la colaboración entre sí para lograr alcanzar los mejores resultados. Las empresas que no jugaban en equipo han ido desapareciendo para dejar camino libre a aquellas que saben que sus grupos de trabajo tienen que estar en conexión con frecuencia para que todo llegue a los mejores resultados.

Businessman Giving A Presentation In Meeting

Impulsar el talento

 

Tanto si se ha visto el talento escondido en un futuro líder como si lo que busca la empresa es fomentar empleados de puestos específicos, es imprescindible confiar en todos ellos e impulsar sus posibilidades. Nunca se sabe hasta dónde puede llegar un profesional si recibe el apoyo suficiente de su empresa para pulir sus habilidades y conocimientos. En este sentido las empresas tienen que esforzarse para entender qué es lo que necesita cada empleado en todo momento, como una mayor flexibilidad en su horario de trabajo o tareas, o tiempo libre con el cual apuntarse a nuevas clases educativas.

 

Normalmente es frecuente que se desconozca el potencial de muchos de los empleados que pasan desapercibidos en el entorno de la oficina. No es su culpa, sino que se encuentran aislados y a veces por un motivo u otro no encuentran la manera de explicar a sus superiores que requieren cierto apoyo para poder llegar un paso más allá. Por eso una de las tareas en el entorno de la empresa, por parte de los líderes, debe ser el conocer al equipo y poder saber qué es lo que necesitan o cuáles son sus carencias. En gran medida el principal problema para bloquear el crecimiento de un profesional es no disponer de las herramientas o medios necesarios a la hora de seguir trabajando. Si suplimos esa carencia podemos encontrarnos con grandes exponentes en distintos puestos que acaben convirtiéndose en piedras angulares en el rendimiento de la empresa.

 

Impulsar el talento y formar líderes son dos tareas que van de la mano en muchos aspectos y que se acaban convirtiendo en un elemento fundamental para garantizar que cualquier tipo de negocio pueda crecer de manera considerable y alcanzar sus verdaderas posibilidades de éxito.

 

¿Quieres seguir profundizando en el tema? Descárgate la guía gratuita sobre cómo formar líderes e impulsar el talento en las empresas, que te ofrece en exclusiva la prestigiosa empresa Grupo P&A. ¡Espero que disfrutes de la lectura!




New Call-to-action


Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s