Deja de llorar…

Cuántas veces ante los llantos incontrolados de los niños que tienen ante situaciones banales para nosotros, les decimos: “Venga, no llores”, o en ocasiones que ya estamos que nos subimos por las paredes: “¡He dicho que dejes de llorar!”. Y sobre todo la terrible frase: “Venga, QUE NO PASA NADA….”

Digamos que lo que conseguimos en esos casos es alimentar más el llanto. Aunque al final consigamos que paren.

Alguna vez que otra he usado el: “¿necesitas un abrazo?” que suele ser mágico en momentos de berrinche imparable. Sin embargo, las últimas veces estoy aplicando las estrategias buenísimas explicadas en el libro “El cerebro del niño”.

deja de llorar

La otra tarde, en una de las muy comunes peleas entre hermanos que vivo ahora en mi casa, el tema iba porque los dos querían jugar a la vez con una pelota y no se respetaban los turnos.

“¡Me toca a mi!”

“¡No!, ¡me toca a mi!”

“¡Que no!, ¡que te he dicho que me toca a mi!”

……y así…

En esos momentos existen varias alternativas, si tú estás que te subes por las paredes de escucharlos, directamente como árbitro paras el juego y dices: “¡Se acabó, ahora no le toca a nadie hasta que no aprendáis a jugar sin pelearos….!” (no me digáis que esta frase no recuerda a tu madre y tu propia infancia jaja).

Si estás más tranquila como yo estaba el otro día, te da tiempo a pensar y ver cuál es la mejor intervención en ese caso. Mientras escuchaba al padre de las criaturas intentar poner paz: “Venga, deja de llorar….a ver ¿qué ha pasado?”, David seguía sin poder parar de llorar del berrinche y había entrado no había quien lo sacara de ahí.

Así que acordándome del famoso: CONECTAR Y REDIRIGIR explicado en el libro, me lo llevé aparte de la mano y le dije:

  • “La verdad es que tiene que ser difícil cuando te quitan la pelota y no te dejan jugar…” (CONEXIÓN, empatía).

Entonces dejó de llorar y todavía con lágrimas en los ojos, asintió. Yo dejé pasar unos segundos mientras le agarraba la mano y se la acariciaba y entonces dije:

  • “Qué te parece que la próxima vez que juegues con tu hermana pongáis unas reglas antes de empezar” (REDIRIGIR, pensamiento lógico).
  • “ah, vale”

Y entonces como si no hubiera pasado absolutamente nada los minutos anteriores, le cambió la cara y me cambió de tema….”Mamá, mira lo que hay ahí, es una especie de…..”

En total, creo que la conversación duró exactamente 25 segundos. En otras ocasiones con él, podía estar con el disgusto más de media hora. Creo que lo más importante de esto es que se sintió comprendido y por eso pudo calmarse y “pensar”.

Es muy bueno que aprendamos cómo funciona el cerebro de los niños (y el nuestro de paso…;) ) para que sepamos cómo resolver situaciones que de inicio son complicadas pero que con cierta práctica pueden volverse sencillas.

Si os fijáis y ahora que hablamos tanto de la empatía, en el caso de los adultos es similar. En el momento en que empatizamos con frases estilo a la de arriba: “Debe ser complicado enfrentarse a eso”, “Vaya, qué duro pasar por eso…”, automáticamente conectamos y a partir de ahí, podemos establecer un diálogo más humano que consiga más cosas que usar frases del estilo: “Hombre, tampoco es para tanto y además, mira yo haría……” que hace que la otra persona no se sienta escuchada (porque no olvidemos que la mayor parte de las veces queremos sentirnos solo escuchados) y además puede recibir un consejo que no ha pedido.

Estrategias de comunicación hay muchas y no son tan difíciles de aplicar, sólo requieren un poco de práctica.

Hasta la próxima. 🙂

Para escucharlo aquí:
Ir a descargar

p.d: la semana que viene un artículo sobre “reacciones” que me han pedido :).

p.d2: ¿Quieres recibir los artículos por WhatsApp? Envíame tu número (con el país desde donde escribes) al mail noelia.lopezcheda@gmail.com y podrás tenerlos todos los jueves. Tu teléfono se usará solo para entrar en la lista de distribución de los artículos. Importante el prefijo internacional, ¡gracias!

p.d3: YA MI PRIMER LIBRO A LA VENTA donde trato estos temas y mucho más, información aquíhttp://www.esferalibros.com/libro/no-seas-la-agenda-de-tus-hijos/

Anuncios

2 Respuestas a “Deja de llorar…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s