PA-CI-EN-CIA s.o.s adolescentes parte 2

“No quiero”, “no…”, “porque no…”

En estos momentos pienso: ¿dónde está esa niña encantadora que sonreía sin parar y hablaba a todas horas? ¿por qué así sin que me haya dado cuenta se ha vuelto alguien silencioso con momentos de no hablar y cuando habla lo hace con monosílabos?

¡ay no!!! ¡¡Hoy ha hablado!! Me ha contado una cosa del colegio y le he prestado tanta atención y hecho tantas preguntas que no sé si habrá pensado que quería yo algo. Es que volverá a estar silenciosa con respuestas de “No” “Nada”….y casi que aprovecho estos momentos de lucidez…..

Supongo que en la mente de Enma no ocurre nada, simplemente tiene el foco en otras cosas: colegio, amigos, diversión…ya nuestras opiniones cuentan menos y es más importante lo que pasa con sus iguales que lo que pasa en casa. Y que vengan sus padres una y otra vez, poniendo límites, haciendo preguntas, regañándola, a veces pasándolo bien en casa sí, pero muchas veces no. Ahora que quiere hacer cosas por su cuenta, no todas son aceptadas y claro, eso cabrea.

  • No quiero.
  • ¿Me puedes dar una razón?
  • No quiero.
  • Si no me das una razón no sé qué te pasa.
  • Es que no quiero y ya está.
  • ok, hoy no se puede hablar contigo (error por mi parte decir esto) así que lo dejamos para la próxima.
  • ¡¡¡Jolín mamá!!!! ¡¡¡SÍ QUE QUIERO HABLAR!!! ¡¡¡ES QUE NO ME ESCUCHAS!!! 
  • Vamos a ver, te estoy escuchando….
  • ¡¡¡No me estás escuchando!!!!
  • Mira, me siento confusa con tu respuesta (respiro una y otra vez, inspirar, espirar….inspirar, espirar…) no me dices nada a excepción de “no” y como no me das argumentos, sigue en pie lo que dijimos.
  • ¡No! ¡es que no quiero!!!
  • ………..(y después de unas cinco veces diálogo en bucle cambiando pocas palabras, decido aplicar otra cosa).
  • Creo que no es buen momento para hablar ahora, si te parece, retomamos cuando estemos menos cansadas. Ahora no conseguimos hablar bien, te entiendo y creo que llevas razón en una parte. Mejor dejamos pasar unos días y ya comentamos.

Entonces me abrazó durante varios segundos, y en ese abrazo había mucho más que en todo el dialogo anterior.

¿Qué apliqué? La estrategia de los dos cerebros que explica tan bien Daniel Siegel en sus libros. Aproximarse al emocional mediante la empatía y seguir con la explicación racional. Ya escribiré más en detalle sobre esto.

paciencia 2

No se solucionó en ese momento, lo retomaremos más adelante porque confío en que los solucionaremos las dos. Confío en ella, en que me escuchará, en darle tiempo, en que es una persona que está creciendo. Confío en mi, como madre, que tengo malos momentos a veces pero en otros lo hago muy bien.

Confiemos, respiremos y esperemos.

Tiempo.

Hablamos en otro momento.

Hasta la próxima 🙂

p.d: ¿Quieres recibir los artículos por WhatsApp? Envíame tu número (con el país desde donde escribes) al mail noelia.lopezcheda@gmail.com y podrás tenerlos todos los jueves. Tu teléfono se usará solo para entrar en la lista de distribución de los artículos. Importante el prefijo internacional, ¡gracias!

p.d2: YA MI PRIMER LIBRO A LA VENTA donde trato estos temas y mucho más, información aquíhttp://www.esferalibros.com/libro/no-seas-la-agenda-de-tus-hijos/

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s