Esos profesores asustados…

Como ya dije en otro artículo, “lo que los demás piensen de ti no es asunto tuyo” (habrá tantas opiniones de ti como gente conozcas…y ¿tienes que ocuparte de todas? ¡Agotador!). Sin embargo,  se vuelve un tema delicado cuando debes “hacer equipo” con esas personas ya sea en tu trabajo, familia, relaciones personales….(Artículo aquí)

Qué difícil sigue siendo la relación padres-colegios. ¿No os parece?

No es la primera vez que oigo que al ir a una tutoría, el recibimiento del profesor es “con miedo”. ¿Qué estamos haciendo para que muchos de los docentes reciban a los padres con reservas, preparados para responder a los ataques y con un escudo infranqueable? 

box-1013994_640

Así que desde mi humilde opinión, aquí está un “intercambio de realidades”:

Los padres pensemos por un momento la realidad de una clase con 30 niños similares al tuyo. Una hora tras otra gestionando diversidad, intentando cumplir un plan, con cambio de ley educativa casi cada año, con algunos padres encima ante cualquier tema, con padres que ni conoces, sin herramientas a veces para manejar una generación que cambia a velocidad de vértigo, con informes de la inspección (ese ente lejano que conoces por los papeles que tienes que presentar), con tu propia gestión emocional (porque no olvidemos que tienes una vida con sus cosas y eres una persona como cualquiera que se cansa, que tienes días mejores y peores).… Y vas a trabajar y enfrentarte a 60 pares de ojos con tu mejor sonrisa o tu mejor lo que sea. Que acabas agotado y que encima, escuchas comentarios de “no te quejes con ese horario” “menudas vacaciones tienes”….a ellos me gustaría verlos aquí lidiando con 30 fieras como el suyo.…Y que sí, que a veces estas harto, como todos….que no tienes ganas de ver a los niños y menos a sus padres, sobre todo a los padres “drones” que parecen sobrevolar el centro a todas horas y supervisar lo que haces en clase. Pero cada día vuelves a levantarte y descubres que en el fondo, tienes suerte de trabajar con ellos….y sigues adelante como sabes y puedes.

Y los profesores pensemos por un momento la realidad de los padres hoy. Están mucho menos en casa, una terrible crisis que ha vivido el país con lo que muchos sin trabajo deben seguir en casa al pie del cañón, una educación que no sabes muy bien cómo enfocar, con cosas que a ti te hacían tus padres que parece no funcionan para nada con tus hijos. Que pruebas cosas y no funcionan, que cuando quitas el pañal es lo más importante que tienes en casa en ese momento, que cuando comienzas con las primeras señales de la preadolescencia con 9 años (¡¡¡¡9 años!!!!!!! pero si yo jugaba con muñecas…!!!!!) de repente te sientes igual de perdido que un pulpo en un garaje, que piensas que las nuevas tecnologías son la bomba porque parece que tu hijo es mucho más listo y encima tiene momentos que te deja relajarte un poco. Que quieres que no le falte de nada en este mundo que parece va a explotar mañana, y que estás encima porque te da la sensación que hoy la educación no es lo que era porque ves la sociedad que se está creando e intentas focalizarte en los que están más tiempo con tus hijos, los profesores. Te encuentras profesores pasotas y menos pasotas pero sobre todo, personas que se ponen a la defensiva porque se sienten atacados en su trabajo además de mal vistos socialmente….”¿por qué se pone a la defensiva? ¡si tiene su sueldo a final de mes y yo me he quedado en el paro! ¡Se quejarán encima entre vacaciones y sueldo fijo!” Y entonces les entra miedo y rabia ante lo que podrían hacer y no hacen.

¿Por qué en este caso lo que opinemos unos de otros SÍ es importante? Porque están los niños, que ven esto como un partido de tenis….preguntándose por qué aquellos adultos con los que están más tiempo los primeros años de su vida parece que no se ponen de acuerdo. Que oyen comentarios en casa y entonces dicen, total mis padres no están de acuerdo, pues hago lo que me da la gana….

Y entonces, ¿qué podemos hacer?

Unirnos y EQUIPO, no queda otra. Así que…

  • MENOS “montar el pollo” en los grupos de whatsapp y más decir las cosas a la cara con asertividad, interés y humildad de unos con otros.
  • MENOS hacer bulos de algo que te llega de oídas y MÁS comentarlo en un momento al salir del cole o en un mail.
  • MENOS criticar el trabajo de alguien que no conoces y que no has vivido y más verlo como algo que a lo mejor si lo hicieras tú, tampoco lo harías tan bien.
  • MENOS ver a los padres como enemigos que no se preocupan por sus hijos y más comprenderlos como personas que antes de padres no fueron padres ;), y que están en un camino complicado, que necesita paciencia y apoyo.
  • MENOS ponernos a la defensiva ante cualquier pregunta que nos hacen de nuestro trabajo como profes, los tiempos cambian, debemos adaptarnos y comprender que vivimos en un continuo ir y venir como sociedad. Más aprender a adaptarse, llevarlo con emociones positivas y apoyarnos en los demás.

Estamos en el mismo barco, no lo olvidemos.

Hasta la próxima. 🙂

p.d: YA MI PRIMER LIBRO A LA VENTA donde trato estos temas y mucho más, información aquíhttp://www.esferalibros.com/libro/no-seas-la-agenda-de-tus-hijos/

p.d: ¿Quieres recibir los artículos por WhatsApp? Envíame tu número (con el país desde donde escribes) al mail noelia.lopezcheda@gmail.com y podrás tenerlos todos los jueves. Tu teléfono se usará solo para entrar en la lista de distribución de los artículos. Importante el prefijo internacional, ¡gracias!

 

Anuncios

3 Respuestas a “Esos profesores asustados…

  1. Hola Noelia. Recientemente he estado hablando de este tema con la directora del centro escolar donde van mis hijos y mi hija. El caso es que llevo tres años haciendo talleres para padres y madres en el centro, tratando diferentes temas, aunque relacionados entre sí. La directora me manifiesta que le gusta como planteo los temas y como los comparto y a mi se me ocurró plantearle si quería que preparase algún taller, curso, seminario, encuentro… (lo del nombre es lo de menos) con el equipo docente. La respuesta ha sido que, “no es posible porque eres un papá del centro y los profesores y las profesoras no van a querer”. Se me ha quedado cara de “brótola” y le he dicho que me presente al claustro como Educador Social (con más de 20 años de experiencia) que soy, que estoy dando clase en un instituto desde hace 7 años y que he impartido diversos cursos para el profesorado a través del Cefire.
    Su respuesta: -Ya, si…si lo se, pero no van a querer por ser un padre del centro, ¿conoces a alguien de confianza que lo pueda hacer de una manera parecida a como lo haces tú?
    Un abrazo

    • Vaya Carlos, qué curioso lo que cuentas…me parece que es una pérdida de oportunidad para hacer equipo y conocer de manera directa la problemática que en ocasiones hay en los dos casos. Una pena. Yo seguiría intentando…es fundamental que intercambiemos ideas, que compartamos….porque estamos en lo mismo. Gracias por compartir tu historia, un abrazo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s