Cómo educar la disciplina, clave en la inteligencia emocional

Si hay algo que me enseñó estudiar una carrera como la que estudié fue, sin lugar a dudas, la disciplina. Dentro de la gran dificultad que tenía, si no hubiera amarrado mi cuerpo a la silla en momentos en los que quería hacer otras cosas como por ejemplo salir por Madrid, poco habría conseguido. Fue duro, muy duro, pero un gran entrenamiento. Y que conste que también me lo pasé muy bien…. 😉

Y ese entrenamiento me ayuda hoy a afrontar retos de manera efectiva y sin titubeo: desde la publicación semanal en el blog esté donde esté y haya trabajado ese día las horas que haya trabajado, hasta decir que sí a proyectos que de inicio me asustan pero sé me harán mucho bien. El “hay que hacerlo y punto” de cosas que tenemos que afrontar en la vida, es doloroso sí, pero reconfortante al final.

La disciplina desde mi punto de vista se engloba dentro de dos pilares de la inteligencia emocional: autocontrol y motivación.

  • Autocontrol: habilidad para controlar y corregir impulsos y estados de ánimo negativos así como la tendencia al bloqueo emocional y a actuar antes de pensar.
  • Motivación: es el entusiasmo por y para trabajar, que va más allá de motivos monetarios y posición social. Tendencia a perseguir los objetivos con energía y persistencia. TENER UN MOTIVO.

“Solo las personas disciplinadas son realmente libres. las indisciplinadas son esclavas de cambios de humor, de los apetitos y de las pasiones” Stephen Covey.

disciplina

Y ¿cómo educar para ello?

La otra noche (y digo noche porque eran las 11) Enma se acercó llorosa al salón donde yo estaba y me dijo entre lágrimas que no había terminado todavía los deberes (este artículo no es del tema deberes de los que ya hablé aquí, pero me sirve de ejemplo….).

  • Mamá estoy cansada y no he terminado.

En este momento yo podría haberle dicho con tono compungido que “es verdad, pobrecita….no pasa nada, acuéstate que madre mía cómo se pasan. Eres muy pequeña….”

Sin embargo, como creo que es fundamental entrenar el autocontrol y la motivación personal, preferí esto otro.

-Vaya, debe ser duro (con esta frase lo que logré fue EMPATIZAR), me imagino que sí y que tienes que estar muy cansada. Mira te propongo algo, ¿por qué no te duchas y te despejas ( apoyar con algo POSITIVO) y sigues un ratito? O también puedo despertarte cuando me levante yo mañana y lo terminas. (OPCIONES para abordar la dificultad).

Se quedó evaluando lo que podía hacer….y después de pensar me dijo.

  • Creo que voy a hacer las dos cosas, me ducho y avanzo un poco más y mañana me levantas y lo termino.
  • Ok, perfecto.

Al día siguiente la levanté sobre las 7 y a las 8:15 que es cuando ya se suele vestir para el cole, había terminado. Y le dije que “me sentía muy orgullosa de su esfuerzo porque sabía que no había sido fácil” (refuerzo positivo al esfuerzo).

El hacer las cosas que toca hacer e imponerte la disciplina debe ir acompañada de ese autocontrol emocional y no dejarte llevar por lo que te apetece además de hacerlo junto con algo agradable que te ayude a sobrellevar esa situación tan complicada (en este caso le dije lo de la ducha y me recordó ciertos momentos de la época mía. En el colegio mayor donde estaba, nos tomábamos café todas juntas en época de exámenes como a las 12 de la noche haciendo pequeños descansos con bromas que hacía que aquellos momentos se llevaran de manera positiva y con alegría).

Así que los pasos para ayudarles a desarrollar ese autocontrol y motivación para esa disciplina pueden ser estos:

1.- Empatizar con su situación. Claro que es duro, ¿por qué no ponernos de su lado entendiéndolo?

2.- Ayudar a gestionar emociones. En este caso la frustración y tristeza en forma de lágrimas.

3.- Ayudar a buscar opciones. O bien les vamos preguntando o les damos nosotros.

4.- Felicitar por el esfuerzo. Es fundamental y ayuda a que lo vuelvan a repetir.

De esta manera estamos trabajando muchas cosas que serán de gran utilidad en el futuro.

hasta la próxima. 🙂

p.d: YA MI PRIMER LIBRO A LA VENTA donde trato estos temas y mucho más, información aquíhttp://www.esferalibros.com/libro/no-seas-la-agenda-de-tus-hijos/

p.d: ¿Quieres recibir los artículos por WhatsApp? Envíame tu número (con el país desde donde escribes) al mail noelia.lopezcheda@gmail.com y podrás tenerlos todos los jueves. Tu teléfono se usará solo para entrar en la lista de distribución de los artículos. Importante el prefijo internacional, ¡gracias!

 

Anuncios

5 Respuestas a “Cómo educar la disciplina, clave en la inteligencia emocional

  1. Noelia, te agradezco ejemplos tan sencillos y cortos, y muy útiles. A veces nos cuesta reforzar en nuestros peques lo que a nosotras mismas nos funcionó en su día. Un día le pregunté a un amigo acerca de la educación que le había proporcionado a su hija, y éste me dijo: “Es muy sencillo. Edúcalos como si no fueran tus hijos.” Evidentemente no se refería a los aspectos afectivos, sino más bien a la perspectiva de permisividad que muchos adoptamos en algunas situaciones.
    Gracias por compartir tus experiencias.
    Un saludo! Mariola

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s