Lo que consiguió la calabaza en la sala de profesores…

Lunes, 10 de la mañana, sala de profesores de un colegio cualquiera…

 “Madre mía cómo están hoy los de 2º”? entra una profesora y deja la carpeta con fuerza. Su compañero al verla le responde:

“¿Y los de 1º? No sé qué han desayunado, odio los lunes….” 

Los momentos de desahogo (reactivos) son NECESARIOS. El tema es el tiempo que ocupan y si al final se vuelven crónicos haciendo que ir a trabajar los lunes por mucho que te guste tu trabajo sea complicadísimo.

Me pasó algo fabuloso hace unos días con un alumno y al que le dedico este artículo. Acordamos en la sesión anterior debido a que contaron la situación de sus salas de profesores exactamente igual a la descrita arriba que iban a hacer algo para cambiar ese ambiente. Lo que se les ocurriera.

Y entonces a mi alumno se le ocurrió llevar dos pasteles hechos por su madre que debe ser una fantástica cocinera.

pastel

Pastel hecho por Esperanza

Las respuestas no se hicieron esperar (él los dejó encima de la mesa y se marchó). Al rato de ver los pasteles todos estaban intrigadísimos de la razón de su presencia en la sala.

  • “Será su cumpleaños”.
  • “¿Tienes alguna buena noticia que darnos?”
  • “¿Es que vas a pedir algo?”
  • “No, no y no” eran las respuestas de este chico. 
  • “Simplemente los he traído porque me apetecía”.

El asombro iba creciendo,¡vaya! parece que necesitamos excusas para celebrar algo.

Gustaron tanto los pasteles que las recetas fueron solicitadas y mi alumno las pidió a su madre para imprimirlas. Todos aportaron comentarios a los pasteles (¿será el la moda del Masterchef?;) ), comenzaron a traer los suyos, a intercambiar recetas…Y lo mejor: seguían hablando de los de 2º pero comiendo un pastel y con un enfoque totalmente diferente.

No, no os penséis que los temas han cambiado, se sigue hablando de los problemas y temas diversos de los alumnos. Dos semanas después de la llegada de los pasteles, “se habla de cocina, se intercambian recetas y se siguen tratando los problemas del centro pero ha cambiado mucho todo”, tal y como me cuenta mi alumno. ¿El milagro de los pasteles? “El ambiente es otro, la gente viene con otra cara, la cara de lunes ha desaparecido. No sé lo que durará, pero vamos a aprovecharlo mientras dure” concluye.

¿Magia?

Lo que está claro es que un ambiente emocional positivo genera enfoques diferentes y proactivos de resolución de problemas, la mente se abre a nuevas ideas, se relaja y se vuelve más creativa.

Un detalle a tener en cuenta.

Hasta la próxima…..:)

p.d: receta por si alguien la quiere hacer, autora Esperanza Guzmán d’Almussafes (cocinera de este apetitoso pastel).

Coca calabaza

3 huevos, 1 vaso de azúcar y batir bien, Piel de lima rallada, 1/2 vaso de aceite de girasol, 1 vaso calabaza tostada

Todo bien batido

3 sobres de soda barrachina, echar sobres blancos y batir, 1 vaso de harina

Todo bien batido

Abocar molde con manteca, con el horno bien caliente a 180º poner dentro ( opción de echar azúcar, nueces o canela)

40 mins. Aprox

Anuncios

8 Respuestas a “Lo que consiguió la calabaza en la sala de profesores…

  1. Gracias por el post, tengo que intentarlo, en mi departamento el ambiente esta muy enrarecido. No se si con pasteles o whasapeando algunos memes graciosos, pero hay que hacer algo ya.

    • La verdad es que es necesario crear el ambiente emocional positivo para enfrentar mejor los problemas. Hay muchas ideas y necesitamos ese pequeño chute de energía para seguir adelante :). Muchas gracias por tu comentario, cuéntame si intentáis algo, ¿vale?

  2. No es un caso que tenga mucho que ver, pero el año pasado estaba en la junta del AMPA de la guardería del niño y no sé muy bien cómo, empezamos una rutina de meriendas en las reuniones que hacíamos. A cada reunión una se encargaba del pastel (o pastas o lo que sea) y otra del café y la verdad es que enfocábamos las reuniones con otras ganas y se hacía hasta divertido. Un buen ambiente es la clave!

  3. Está bien esta solución. Incompatible con la operación biquini, pero bien, consigue desviar la atención. Yo, algunas veces, me pinto las uñas.

  4. ¡Me encanta! yo conozco dos amigas que practican en sus trabajos algo parecido. Una vez a la semana , en un caso los miércoles y en otro los viernes, llevan un pastel o bizcocho o lo que sea para acompañar el primer café en la ofi. El único requisito es que tiene que ser receta casera, y van rotando entre todos los compis. Es verdad que se crea un ambiente mucho más relajado y jugoso 😉

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s