Dejemos a los introvertidos tranquilos…

Tenemos cierta tendencia a forzar conductas en los demás, y sobre todo en los niños, cuando no es en absoluto necesario.

“Es que mi hijo es muy callado y tiene que aprender a socializar”. 

No, no tiene por qué socializar. Aprender a relacionarse sí, pero respetando su propia naturaleza.

Surgió el otro día en una de las sesiones con profesores la dificultad que existía de gestionar un claustro de 40 personas con la mayoría de perfiles introvertidos.

“Es que les digo que comenten su opinión y ¡se callan!”. Evidente…y no es miedo, no.

Y lo mismo ocurre en cualquier empresa, la participación de los introvertidos en actividades que demandan extroversión, es cuanto menos, complicado. 

dejemos tranquilos a los introvertidos

Debemos aprender a relacionarnos con los demás de la manera más efectiva para cada uno y en función de dónde nos encontremos pero eso no pasa por forzar lo que de manera natural no nos nace. Pasa por aprender estrategias diferentes según como seas. ¿Hay solo una manera adecuada de comunicar? NO, hay muchas y variadas y dependerá del contexto, de la persona que tienes delante, de lo que quieras transmitir….Lo que a mi me parece una fabulosa manera de transmitir el mensaje en una charla de alguien, a otra persona le puede parecer tedioso.

Los extrovertidos necesitan de la relación e interacción con el exterior para dar lo mejor de sí.  Los introvertidos necesitan de un tiempo a solas para dar lo mejor de sí. 

“Es que trabaja mejor solo y eso, en esta empresa NO es posible”. Esa persona tendrá las mejores ideas cuando esté a solas y tenga su momento. Déjalo, ya tendrá tiempo después de compartir con el resto.

Entonces ¿cómo gestionar esta diversidad? ¿Y qué necesitan estos perfiles sean niños o adultos?

EN LA EMPRESA:

  • Tiempo a solas para organizar ideas, organizar trabajo y despertar la creatividad.
  • Avisar y prever de los momentos en los que haya que compartir con el resto, ya sean trabajos, reuniones….para dar tiempo a que se preparen. Lo de la improvisación….mejor para los extrovertidos.
  • Pedir por adelantado vía mail por ejemplo, los momentos concretos en los que se demanda su participación. De esta manera tendrá tiempo de preparar argumentación y mensaje.

EN CASA Y EN EL COLEGIO:

  • Tiempo de trabajo solo, a su aire.
  • No obligar a compartir juego en todo momento.
  • Avisar de los momentos en que sí haya relación para dejarlo que se tome su tiempo de preparación.
  • No obligar a los saludos a todas las personas, educación sí, dar besos a desconocidos, no.

¿Se os ocurre alguna cosa más?

Y aquí habla una completa extrovertida (bueno con algo de introversión), que a veces le cuesta entender la tranquilidad y necesidad de privacidad continua de ciertas personas.

Hasta la próxima. 🙂

p.d: un antiguo artículo donde ya comenté este tema y con una charla fantástica de TED. Y aquí lo que se ha publicado esta semana en El País sobre “Por qué las mentes brillantes necesitan soledad” (no comparto al 100% lo que dice pero el enfoque es este).

Anuncios

7 Respuestas a “Dejemos a los introvertidos tranquilos…

  1. Eso explícaselo a mis compañeras (simpatiquísimas I) que se empeñan en hacerme cantar y bailar. En cambio, yo aun no he visto a ningún introvertido decirle a un extrovertido que se calle de una vez y deje de molestar.

  2. Se fomenta mucho en las empresas la participación activa en público y el trabajo en equipo. Yo personalmente lo paso fatal con los role playing que se plantean en ciertas formaciones y no veo el momento de que pase la elección de “voluntarios” pero es que parece que para ser buen trabajador debes ser extrovertido y ocurrente y no todos somos así. Esperemos que poco a poco se valoren también nuestras actitudes como competencias.

    • Así es…y lo mejor es que no es ni bueno ni malo una u otra postura. Hay que aprovechar las fortalezas de cada actitud y en eso, es fundamental un liderazgo que lo comprenda. Muchas gracias por tu comentario 🙂

  3. al final es respetar a cada persona… por ejemplo mi marido es mas introvertido y yo a veces me “enfado” porque no me habla pero claro… es que el quiere estar callado sin más… no es que le pase nada es que es así. Yo por el contrario soy parlanchina y qué hago?? pues llamo por teléfono ajajaj

  4. Muy bien explicado Noelia!
    Eso es lo que yo defiendo, cada uno tenemos nuestras necesidades porque somos únicos, y a cada uno hay que tratarle y darle según esas necesidades.
    Me encuentro con muchos padres que creen que a todos los niños hay que darles lo mismo y tratarles igual y yo estoy completamente en desacuerdo. Por ejemplo, a mi hijo mayor le gusta mucho dibujar. Le gusta tanto que ha empezado a venir un profesor a casa un día a la semana para enseñarle porque él me lo ha pedido. La mayoría de la gente que le cuento la situación no entiende porqué estando el profesor en casa y el pequeño por allí no le meto en la habitación a dibujar, “total, chica, por el mismo precio” me dicen. Pues el pequeño no entra porque a él no le gusta dibujar, simplemente por eso.
    Traté de explicar mi punto de vista en esta entrada de nuestra Asociación. Te dejo el link por si te apetece echarle un vistazo.
    Un saludo.
    https://osoaaccionintegral.wordpress.com/2015/01/12/como-ser-justos-con-nuestros-hijos/

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s