CUANDO PAPÁ SE CONVIRTIÓ EN MAMÁ Y MAMÁ SE CONVIRTIÓ EN PAPÁ

Comenzamos nuevo año en el blog y he querido empezar con este artículo porque quizás inspire a muchos para replantearse cosas ;).

No sé si recordáis la película Tentación en Manhattan (por cierto que el título en español tiene telita, en inglés es “No sé cómo lo hace” que se ajusta más a la película en sí).

Yo hago exactamente lo mismo que la protagonista en esta escena, “HAGO LISTAS”.

Soy fan de las agendas, de las listas, hago listas de la compra, lista para irnos de viaje, lista para el colegio, lista el domingo para ver qué tenemos cada uno esa semana…(¡ay el control!!!).

No me preguntéis por qué pero siempre he sido yo la de preparar mochilas la noche antes, los uniformes, anotar las citas del pediatra, comprobar qué ropa les hace falta, saber qué darles cuando están enfermos, escuchar el estornudo a través de una puerta cerrada a 10 metros y despertarme de golpe, escuchar hablar en sueños a 15 metros, tener en mente lo que está sucio, limpio, pendiente de planchar….y con esto no quiero decir que el padre de las criaturas no hiciera parte, al revés, no puedo pensar en mejor compañero de equipo ( 🙂 )  simplemente esta parte la tenía asumida yo. Y punto. Y voluntariamente ¿eh? cuidadito con esto, que yo solita lo asumí todo desde el principio sí… 😛

Daba igual quién tuviera más o menos trabajo fuera, yo tenía asumida esa parte y la desempeñaba. Y lo más gracioso es que muchas veces me quejaba de ello…y si me juntaba con amigas que curiosamente a todas les pasa parecido, todavía me quejaba más. 😉

Y ¿por qué no dejaba que las cosas se equilibraran? Pues, y atención, PORQUE PENSABA QUE YO LO IBA A HACER MEJOR (jajaja, es así de triste…dichoso complejo).

Escena película Tentación en Manhattan

Escena película Tentación en Manhattan

Llama poderosamente la atención que en los colegios el 80% de las personas que van a recoger a los niños son las madres, el grupo del whatsapp de clase es mayoritariamente de madres….y aquí lo voy a dejar. 😛

Hace unos meses mi marido se quedó sin trabajo y afortunadamente coincidió con un gran pico en mi trabajo así que de repente, los roles que estaban tan asentados tuvieron que cambiar de golpe.

Llegaba tarde a casa, pasaba noches fuera, apenas los veía ni al levantarse ni al acostarse y claro, tiempo para pensar en mis listas, no había.

“Nos vamos a apañar muy bien sin ti, vete tranquila” me decía Víctor. “ok, no me queda otra” pensé, “total es materialmente imposible, así que, que sea lo que Dios quiera”.

Y de repente, OCURRIÓ. 🙂

Las listas comenzó a hacerlas otra persona, el manejo de la logística comenzó ser llevado por otro, cuando llegaba por la noche tarde y estaban despiertos no me reclamaban para acostarse como antes sino que recurrían al que lo hacía entonces, mis listas habían pasado a otra cabeza y todo estaba perfectamente organizado.

Y sí, SE PUEDE. Ahora que el trabajo por ambos está de nuevo en equilibrio, en casa se han equilibrado también las cosas. Ya no asumo todas las listas, están compartidas. Por fin hemos llegado al famoso 50/50 que tanto defendía yo al principio de la convivencia y que parecía que no llegaría.

Mi gran amiga Loles madre reciente (3 meses tiene la criatura y con otras dos más mayores, Loles soy muy fan…:) ) me decía el otro día: “Soy una teta andante, tengo poco margen de maniobra”. Bien, esa es la única tarea que NO SE PUEDE DELEGAR. Todas las demás, TODAS, son delegables. Y nos toca delegar de una vez. No seamos más víctimas de este sistema que NO apoya la maternidad de ninguna manera (no puedo dejar de carcajearme de la baja de maternidad en España, ¡juas!). Hagamos lo que tenemos que hacer que  es nuestra responsabilidad.

Espero que os haya ayudado, y con esto, no quiero decir nada en contra de nuestros compañeros de camino, dejad que asuman….en el fondo, están deseando. 😉

Hasta la próxima, 🙂

p.d: Y la semana que viene un artículo sobre comunicación digital (Título: COBARDES), ya que últimamente he vivido episodios de auténtica cobardía vía redes sociales. Harta de la actitud de algunos que se escudan en el anonimato para decir y decir…

Anuncios

22 Respuestas a “CUANDO PAPÁ SE CONVIRTIÓ EN MAMÁ Y MAMÁ SE CONVIRTIÓ EN PAPÁ

  1. También es una forma en que todo el mundo adquiera responsabilidades, descubra sus habilidades, aprenda a manejar mejor sus falencias y aprecie lo que el resto de la familia hace por cada uno. Es también una forma de educar a los hijos con una visión de trabajo en equipo, tenderse la mano entre todos, asumir responsabilidades y crear sentido de familia.

      • Celebro que hayas descubierto que los hombres también saben recoger a sus hijos del colegio e incluso organizar carteras y agendas. Hablando de tópicos sospecho que sobre el hecho de que las mujeres también pueden conducir o montar muebles hace tiempo que no tenías dudas. Eso sí, como citas en tu comentario, todo empezó cuando el individuo en cuestión no trabajaba, o sea que quizás la explicación fuera más sencilla y se debiera a que el ser humano no goza del don de la ubicuidad. Veo que eres una gran observadora. Observa pues las diferencias en el porcentaje de padres y madres que trabajan a tu alrededor-puedes ver también la encuesta de población activa- y a lo mejor la explicación es más socioeconómica que educativa o psicológica. Me disculpo por adelantado por meterme quizás donde no me llaman pero si me permites otro consejo, yo intentaría escribir un blog para mujeres y hombres por igual, sin duda, sería más novedoso.

      • Gracias por tu comentario, siento que lo hayas entendido así. Para nada era la intención. Claro que hay casos, los conozco de primera mano por mi trabajo. Desgraciadamente, el caso contrario se da mucho todavía. Me alegra mucho por tanto tu comentario, gracias. Un saludo

  2. Hay un cuento que circula por ahí que dice que, “para volar hay que generar el espacio de aire necesario para que las alas se desplieguen”.
    En numerosas ocasiones, padres, madres, parejas, jefes, compañeros de trabajo… no dejamos el suficiente espacio a las personas con las que compartimos nuestras vidas como para que se aventuren a desplegar las alas. Menos mal que a veces cambian las direcciones de los vientos y se nos generan nuevas oportunidades para desplegar nuestras alas y echar a volar.

  3. HOla Noelia
    Feliz año, me encanta tu blog y me identifico mucho con todo lo que escribes. Gracias por compartir y te deseo un año lleno de salud, amor y paz.

  4. Necesidad de autocontrol, si te entiendo, yo también hago listas. Listas en mi mente para organizar y planificar el día, el trabajo, los proyectos… Y si la vida fluye, y las circunstancias se modifican, y no, no pasa nada. Gracias por recordárnoslo 😉

  5. Me acabo de sentir tannnnn identificada que no puedo creerlo!!! Además entre las madres de mi alrededor ellas me ven como una loca de las listas y la organización; pero tu has definido mi situación perfectamente. Por suerte o por desgracia mi situación no ha cambiado como en tu caso, pero me quedo mas tranquila sabiendo que si ocurre, la sangre no llegaraá al río ejejejje

  6. hola Noelia. Al final he entrado a ver tu blog. Me gusta tu manera natural de escribir los post. Este me ha encantado, aun no tengo hijos pero vivo con mi chico y tienes toda la razon. Te seguiré desde Malta (lugar donde resido ahora). Creo que vi la peli en castellano. Hoy la vere en inglés. Un beso

  7. Pues a nosotros nos pasa un poco lo contrario. Hace tres meses que somos padres y, derrepente, todo el mundo se sorprende de que el padre esté tan implicado. El otro día, un amigo le decía a mi marido que era un padre-madre porque le gusta tener todo el rato a su hija en brazos, cambiarle el pañal o limarle las uñas. Yo la verdad estoy un poco sorprendida con todo esto, pensaba que al menos las parejas jóvenes hacía tiempo que habían superado esos prejuicios.

    • ¿Sabes? eso mismo pensaba yo al tener al mi hija, hace ya 10 años. Que éramos generaciones que todo esto estaba superado, pero parece que no es exactamente así en muchos todavía. Por lo menos la tendencia del cambio está. Muchas gracias por tu comentario. Un saludo

  8. Hola Noelia.
    Me ha gustado mucho el post, y estoy muy de acuerdo, pero te haré una crítica positiva. Lo que hablas de dificultades para el reparto del cuidado de los hijos no es el sistema, que también, si no el sentido contradictorio y superproteccionista de las mujeres en general.
    Contradictorio porque muchas madres no paran de reclamar otro reparto del cuidado de los hijos para a la hora de la verdad rechazarlo en el día a día. Al final muchas no delegan por el miedo / preocupación a que los padres no sean capaces, el ‘ ya lo hago yo que no confío’ Paradójico, no?
    A continuación viene la sobreprotección. Sinceramente me sorprende la capacidad de tantas madres de sentir tantos peligros acechando a los hijos. Creo que les limita en su autonomía. Entonces pienso en como nos educamos nosotros (tengo 43 años) y la libertad que teníamos jugando a fútbol en la calle sin escolta de padres, impensable hoy.
    No me alargó. Estárea muy bien que aportes tu experiencia personal para animar a más madres a compartir, un saludo

  9. Pingback: Hartita de la reivindicación femenina | Noelia López-Cheda·

  10. Hace poco que descubrí el blog así que comento entradas viejitas 🙂 En casa es exactamente al revés, mi marido es el loco de las listas, incluso me dejaba listas a mí que yo nunca leía y así pude sobrevivir al control.
    Una vez Sofía, mi hija mayor me dijo: “Mamá, esta casa es al revés! para hace las cosas de la casa.” Fue una buena oportunidad para explicarle que si bien en muchos hogares las mamás todavía cumplen el rol de ama de casa, no tenía por qué ser así y que no hay una manera correcta y una “de revés”. Muchas veces me sorprende aún la mirada de otras mujeres frente a esto, hay una mirada muy prejuiciosa sobre el tema. Hace poco vi la película The Intern y me sentí identificada. Y cuando mi marido hace cosas en la casa, no considero que estoy delegando algo porque simplemente el cumple un rol y yo otro…La casa es de los dos, la familia es de los dos y vamos asumiendo responsabilidades y tareas sin pensar en quién “debería hacerlo”…Saludos!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s