Si lo tengo todo…¿qué pido? #DiceUnNiño

Hace poco me pidieron participar en una formación que se titulaba “Motivación e Ilusión”. Curioso ¿verdad? Yo doy bastantes formaciones trabajando la motivación y en concreto los temas de la ilusión, a día de hoy se oyen mucho más. El grupo de trabajadores a los que iba dirigida se ve que andaban bastante mal de eso.

Yo diría que en general, todos andamos bastante bajos de ambas cosas. ¿Por qué falta tanta motivación? ¿Por qué no vemos gente ilusionada con su trabajo y con su vida en general?

¿Falta optimismo? ¿La realidad no nos deja?

ilusionmotivacion

Se da la dicotomía de que a pesar de esto, nuestros hijos no tienen ilusión al pedir los regalos a los Reyes Magos (la frase del título del artículo es real, una madre me dijo que su hija se lo había preguntado hace unos días).

Que sí, que sí, que están deseando ver regalos y están deseando ver qué piden…pero ¿me podéis decir lo que les dura el momento “subidón” de recibir el regalo?

En mi casa, hay regalos del año pasado con los que apenas han jugado (2 veces) y ya están aparcados encima del armario.

Esto debe cambiar, no se puede saturar a regalos porque el “aprecio” de lo que NO SE TIENE Y DE LO QUE SE TIENE desaparece por completo.

Sí hay relación directa entre la ilusión adulta y la ilusión de los niños. En este caso evidentemente es por temas diferentes, las personas que necesitan motivación e ilusión hoy en día (trabajadores) no es porque tuvieron todos los regalos del mundo de niños. Pero sí es verdad que el origen de ambos sentimientos es el mismo y es este:

LA FALTA DE APRECIO DE LO QUE TENEMOS (SEA MUCHO O POCO) HACE QUE NO VALOREMOS ADECUADAMENTE LO QUE NOS RODEA. Y por su puesto que no vivamos con agradecimiento cualquier cosa que venga EXTRA.

En el caso de los adultos, me repetiré hasta la saciedad: La ilusión es una actitud. La vida en sí, ya es un regalo. Todo lo que nos pasa puede ser una bendición o lo contrario, TÚ ELIGES ;).

En el caso de los niños, deben aprender que en la vida se tienen cosas y no se tienen cosas. Que tengas lo que tengas debes apreciarlo y que solo lo apreciarás, cuando NO lo tengas.

¿Qué se puede hacer con ellos, por tanto, para que aprecien? El otro día hablaba con una madre que hay que hacer cosas como por ejemplo:

  • Reducción drástica de regalos en Navidad:  un poco radical lo sé, es mi opinión. Puedas o no puedas, regálale otras cosas que sea capaz de apreciar y sí, si no tiene todo, valorará mejor lo que le falta y sobre todo, valorará lo que tiene.
  • Que vean y conozcan que todos los niños del mundo no tienen su suerte: en mi caso estoy pensando ya que visitemos centros de apoyo de las familias que en Navidad reparten regalos y comida. Tienen que verlo, tienen que ver que hay niños que no tienen, que no comen 5 veces al día y que ellos son unos privilegiados por disponer de cama por las noches.

Estas son mis sugerencias. Espero vuestros comentarios, :).

Hasta la próxima.

Anuncios

15 Respuestas a “Si lo tengo todo…¿qué pido? #DiceUnNiño

  1. Muy buen post, cuando nuestras hijas eran pequeñas, les decíamos que hagan la carta pero que recuerden que no deben pedir muchos regalos porque hay muchos niños en el mundo a quienes tienen que repartir. Normalmente pedían un par de cosas. Siempre les hemos hablado de niños menos afortunados a quienes debemos ayudar para que les llegue su regalo en Navidad.
    Pienso que la ilusión de hacer la carta y pedir cosas que hacen ilusión a los niños se ha perdido la esencia, ahora pareciera que los niños exigen lo que quieren recibir. Muy mal acostumbrados.
    La publicidad de IKEA de este año ha tocado corazones porque los padres no piensan en que sus hijos lo que quieren es afecto, compartir con ellos momentos clave de su crecimiento.

  2. Tienes razón que en ocasiones vivimos en la abundancia de objetos y por lo tanto asumimos ese estado. No se si reducir los regalos es la solución, pero si que pidan lo que realmente les apetezca, no pedir por pedir. En esa espiral se encuentran a mi parecer. Y como adultos también estamos en la espiral queremos por demasía, y no vemos, como bien dices, la realidad que tenemos. La desmotivación es una pérdida de ilusión, dejar descubrir en lo que hacemos ese plus de positividad.

  3. Cómo no van a perder la motivación por los Reyes si durante todo el año hay Reyes.
    No se vuelven locos por unas galletas Príncipe…por??? porque en la lata de galletas siempre hay Principe y no María; No se mueren de locura por su chula habitación, será porque antes de ser conscientes de que podía ser chula ya lo era??; No alucinan con una bici!!! Será que la tienen antes de saber correr???.
    Aplicar la austeridad a diario en cierta medida y hacer una fiesta cuando das un sugus es premiada con bailes y sonrisas por parte de tus hijos

  4. Totalmente de acuerdo con el texto. Hago otra sugerencia: No es obligatorio que los Reyes traigan exactamente lo que piden los niños. Hay que acostumbrarlos a la frustración, no les va a pasar nada! al contrario tendrán más ilusión por conseguir aquello que desean. Esto es lo que pasaba hace años (bastantes). Ahora como los padres pueden comprar lo que les piden lo hacen y he visto casos en que intentan convencer a los niños para que pidan lo que los padres han pensado para que llegue siempre lo solicitado.

  5. Hola! Te escribo desde Argentina! Aquí el consumismo es el mismo, creo que hasta los padres compiten entre sí por el título de “mi hijo tiene el regalo más caro” Los niños desde los 5 años andan con celulares cuando no los necesitan, ya que los padres los llevan y traen en sus actividades. Es muy frecuente ver padres sometidos a mocosos contestadores y exigentes a los que les contestan con miedo ” si hijit@, ya te lo compro” y justificarlo con un “Con tal de no escucharl@…”. Tengo una niña de casi 7 y desde pequeña tiene conciencia de el valor de las cosas, del sacrificio y de que hay niños tan poco afortunados que serían felices con un paquete de dulces. Ojalá este tipo de posts llegue al corazón de los papis y se planteen una mejor crianza. Un saludo grande y afectuoso!. Naty.

  6. Mi hija de 10 años lleva dos años que no sabe qué pedir para reyes, tiene de todo porque su abuela (mi madre) que me ayuda en su cuidado (trabajo hasta tarde y dependo de ella) no entiende que no le puede malcriar (en ese sentido) a diario. Mi madre cubre sus frustraciones comprando cosas (y comprándole a ella cosas) y aunque lo he hablado muchas veces, no me hace ni caso. No sé ya ni qué hacer, y aunque a la niña le he dejado siempre claro (y lo entiende) que es una privilegiada porque por mi parte no le falta nada de lo básico, que hay niños que no tienen nada y no es pedigüeña, creo que tiene una visión distorsionada del valor de las cosas.. Muy bueno el post y el de grupo de padres de whatsapp… me he sentido TOTALMENTE identificada. Y la próxima vez haré lo mismo, que vaya al cole sin hacer los deberes y dé la cara, responsabilizándose de sus olvidos.. GRACIAS

  7. Excelente!!! no tengo hijos, pero Dios fue especial conmigo y me regalo un nieto(cuando agradecemos aun sin entender Dios se luce) A él le enseño que no todo se puede tener, ayudo a sus jóvenes padres para que el aprenda a valorar lo que es realmente duradero y que no se rompe ni se olvida, el amor!! Gracias!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s