5 ASIGNATURAS que NO existen y que deberían existir para gestionar la imprevisibilidad. Teoría del caos.

Hace años (muchos ya…) leí el libro de Parque Jurásico y una de las cosas que más me gustaron fue la demostración de la Teoría del Caos. Básicamente todo lo que demuestra  es que vivimos en un mundo impredecible.

En este trozo de la película se muestra claramente su explicación.

¿Qué se nos exige a los adultos hoy en día? Y no solo cómo profesionales, sino como “personas mayores”.

Como ya dije aquí un título ya nunca más garantizará un trabajo, así que, ¿qué necesitamos por tanto? ¿Qué nos piden? ¿Qué nos depara el futuro?

Nos piden que seamos adultos equilibrados emocionalmente, ¿y eso? Pues porque cada vez avanzamos más hacia una humanidad llena de cambios, de hiperconexión, de movimiento, de caídas y remontadas, de conocimiento global, de inmediatez…por lo que TENER CONOCIMIENTO, ya no es suficiente, es más, SE SUPONE QUE LO DEBES TENER. 

Ahora se pide un plus, se pide AUTOMOTIVACIÓN, INTELIGENCIA SOCIAL, ACTITUD PROACTIVA, AUTOCONOCIMIENTO, AUTOVALORACIÓN, GESTIÓN DEL CAMBIO, ADAPTABILIDAD…

Ay pero es que en la escuela pocas veces se enseña esto y en casa menos. Somos adultos que no nos han enseñado y que repetimos patrones y sin embargo tenemos hijos y tampoco lo enseñamos (ya hemos entrado en bucle).

Imagen extraída de la página microsiervos.com

Imagen extraída de la página microsiervos.com

Hace poco escuché en labios de una madre: “Yo lo único que quiero es que mis hijos estén sanos emocionalmente porque si eso ocurre, les pase lo que les pase, saldrán adelante.” Efectivamente…no sabemos lo que va a pasar, es imposible predecir a largo plazo, así que lo único que podemos hacer es desarrollar habilidades que nos ayuden en la incertidumbre.

  1. AUTOESTIMA-AUTOVALORACIÓN: en las empresas o como profesional se nos pide que tengamos autoestima, ¿para qué? ¿para qué quieren que seamos adultos con autoestima? Eso no debería importar ¿no? Pues porque el fracaso (los resultados que no queremos) aparecen de manera continua. Porque de manera constante ocurren situaciones que nos cuestionan nuestro trabajo, nuestros resultados, lo que obtenemos…y si esa autoestima no es sana y adecuada, puede imposibilitar que aprendamos del error y resolvamos. La autovaloración está directamente relacionada con la anterior. Vivimos en la sociedad de la comparación, de la competición (que no cooperación de la que ya he hablado una y otra vez). Los jóvenes que entran en el mundo laboral se encuentran con la comparativa constante sobre su propio aprendizaje. No se les ha mostrado que el aprendizaje es bueno, que todos necesitamos tiempo para adquirir una habilidad y que el llegar al mundo laboral tiene sus cosas buenas y sus cosas menos buenas. Entonces comparamos, y la valoración personal baja porque pensamos en nuestro interior que debemos estar enseñados. ¡¡¡ERROR!!!
  2. RESPETO POR UNO MISMO Y POR SU NATURALEZA: que levante la mano el que alguna vez se haya sentido estresado a lo largo del día. No conozco a nadie que NO VIVA ESTRESADO. El ser humano es un conjunto de varias cosas: cuerpo, mente y espíritu. La mente es terriblemente peligrosa y danzarina y si no la calmamos, nos juega malas pasadas una y otra vez. La naturaleza humana requiere calmar esa mente para seguir adelante, de manera concentrada y rindiendo. Todo lo que nos rodea sin embargo, alimenta el descontrol mental. Es necesario que apliquemos nuestra voluntad para sosegarla y poder seguir adelante con serenidad. Es la única manera de que fluya el tiempo, de que resolvamos antes y de que podamos dedicar tiempo de calidad a cada una de las tareas.
  3. AUTOMOTIVACIÓN Y RESPONSABILIDAD: Se comienza a demandar un tipo de líder emocional que tenga las armas para motivar de manera adecuada a su equipo. Que ejerza un liderazgo de empuje, de desarrollo del talento. Sin embargo, no dejemos todo en manos del líder. Debemos conocernos, saber dónde estamos, dónde podemos y queremos llegar para ponernos manos a la obra y trabajar para desarrollarlo. Somos responsables de nuestros RESULTADOS en la vida, no le demos el poder a otros.
  4. EFICIENCIA: gestión del tiempo. Recibimos diariamente miles de impactos externos, una cantidad de información se genera exponencialmente en el mundo y evidentemente, no podemos atender a todo. Debemos aprender a filtrar, a priorizar, a discriminar lo superficial de lo importante. Y ¿cómo enseñamos esto a los jóvenes que parece se alimenten de toda esa variedad? Es un tema a valorar y trabajar cuanto antes también como adultos profesionales.
  5. INTELIGENCIA SOCIAL: la hiperconexión tiene esto, hay que gestionar de manera inteligente las relaciones con los demás. Y en esto está también gestionar de manera adecuada la imagen pública de internet, las relaciones que tienes y con las personas que te comunicas…La manera en que llegas a ellas, lo eres capaz de construir y aportar.

Todo esto y quizás alguna cosa más, es lo que nos ayudará a gestionar el nivel de incertidumbre que cada vez va a ser mayor. La teoría del caos se aplica a los seres humanos y a la humanidad en general porque somos seres orgánicos, NO LINEALES, así que la diversidad, variedad e imprevisibilidad pueden ser escenarios que se puedan manejar y sobre todo en los que seamos felices.

A mí desde luego, me intrigan y me entusiasman.

Hasta la próxima. 🙂

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s