Crítica, crítica y más críticas. La Anti-EFECTIVIDAD en estado puro.

¿Cómo definimos EFECTIVIDAD? ¿Hasta qué punto es importante ser EFECTIVO en tu vida personal y profesional? 

Según muchos de mis alumnos, “la efectividad es lograr las cosas que quieres en el menor tiempo posible y usando los mínimos recursos. Además, durante ese proceso, construir relaciones y crecer como personas.” ¡Casi “ná”! como diría alguien que conozco XD.

Las críticas negativas a cosas o personas son la antítesis de la efectividad en todos los ámbitos. Y me explico. La crítica negativa es una opinión de algo o alguien normalmente inamovible, es decir, criticamos a alguien pensando que tenemos la “verdad” de la situación (cuando en el fondo eso es prácticamente imposible y ahora diré por qué) y ahí lo dejamos.

indomablewillhunting

A veces son públicas, otras veces privadas y nunca a la persona en cuestión y ya está. Poco hacemos más.

¿Por qué considero que es inefectivo si quiero lograr algo? Las razones:

  1. Mi opinión no deja de ser eso, una opinión que es en base a mis filtros mentales (¡gafas! 😉 ) o en base a cómo entiendo YO la realidad según mis experiencias vitales, educación. Así que al fin y al cabo es mi guerra, no la de la otra persona. Aquí deberíamos preguntarnos, ¿qué quiero conseguir con esa crítica?
  2. Las razones por las que las personas, organizaciones…etc hacen cosas, no las podremos entender al 100% JAMÁS. No podemos ser empáticos de manera completa porque no hemos vivido lo que ha vivido la otra persona, no sabemos sus sufrimientos, sus aprendizajes, las razones por las que ve así el mundo…nuestra comprensión es parcial y siempre será así, básicamente porque somos quienes somos y no otros.
  3. Soltar opiniones diversas sin avanzar un paso más, me deja donde estaba y con sentimiento ciertamente negativo. Probadlo, hago una crítica, no hago nada más, me quedo muy contento ¿y? ¿realmente eso es lo que quería o en realidad me gustaría un cambio en la persona o un cambio en la manera de actuar de la empresa?

Muchas veces por eso, no suelo hacer críticas (otras veces sí, lo reconozco) ni entro en discusiones que sé no van a llevar a nada y entonces comienzo a parecer pasiva, pero, nada más lejos de la realidad. En realidad, intento ahorrar tiempo.

Así que mis recomendaciones es usar otro tipo de herramientas que nos permitan ser más efectivos en todos los ámbitos.

  1. Usar el lenguaje de manera adecuada según lo que queramos conseguir: PETICIONES, PROMESAS, DECLARACIONES, AFIRMACIONES Y JUICIOS. (Hablaré de esto en otro artículo).
  2. Hacer uso de sesiones de FEEDBACK con las personas con las que queremos conseguir un CAMBIO sobre todo porque tienen en cuenta aspectos importantes:
    • La comunicación es CARA A CARA con todos los elementos del mensaje en juego: tono, volumen, lenguaje no verbal, mensaje….(cada vez estoy más en contra de conversaciones por internet que puedan ser importantes….pierden muchos muchos aspectos importantísimos y dan lugar a muchos malentendidos en algunos casos, graves).
    • Se puede aplicar tranquilamente el lenguaje de la manera adecuada como he dicho arriba.
    • Puedes mostrar emociones y comprender las del otro.
    • La empatía es más evidente.
    • Se establece un vínculo más cercano.
    • Los resultados pueden ser espectaculares, y esto lo cuento en base a mi experiencia.

(Hablaré también de sesiones de feedback más adelante y cuando los alumnos del curso en el que estoy ahora, hagan sus prácticas de las mismas).

La estrategia contraria a la crítica negativa que es la alabanza curiosamente, a veces consigue el efecto que queríamos conseguir con la crítica.

El año pasado ante una reacción de un profesor del colegio de mis hijos que yo consideré nefasta (esto es OPINIÓN y JUICIO) en vez de poner un tuit “negativo” hice el experimento de poner un tuit “positivo” y además, responder a un correo de manera positiva.

Logré lo que quería, en vez de que la persona se pusiera a la defensiva, ante mi admiración por lo que había hecho BIEN y preguntas sobre lo que yo pensaba que no había hecho tan bien (y que podía haber criticado pero preferí hacer preguntas y averiguar razones), la respuesta fue una disculpa, información de por qué se había hecho eso y mejor sintonía entre los dos. Bastante más efectivo, ¿no creéis? Por no contar el aluvión de respuestas al tuit positivo.

Os dejo un vídeo buenísimo de una escena de El indomable Will Hunting en la que se aprecia claramente por qué no podemos ser empáticos de ninguna manera al 100%. Gran escena y gran película…

Hasta la próxima 🙂

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s