Educar para “casarse con un rico”

No lo he podido evitar, ha sido leer este artículo de “Cómo educar para casarse son un rico” y ponerse mi cerebro a trabajar solo.

articulo como casarse con un rico

Choca de lleno con mucho de lo que me ocupa día a día laboral y personalmente hablando, así que he contestado punto por punto a esta madre que se vanagloria de educar a su hija para “un gran futuro”.

Como ya dije una vez, las madres trabajadoras vivimos una época dura en muchos aspectos. Todas mis amigas y conocidas que lo son, compartimos la idea de cómo equilibrar estos roles que tenemos y que casi siempre es de todo, menos fácil. Este artículo (aquí) fue el más leído del año pasado.

Los que me conocéis sabéis que hablo de habilidades, de mejora profesional, de talento, de enfoque positivo, de optimismo…en la vida profesional y tengo una hija de exactamente la misma edad que la de la protagonista del artículo, y si algo deseo para ella, es que sea FELIZ y aspire a una vida profesional en línea a lo que día a día veo y trabajo.

Respondo “desde mis gafas” a sus argumentos.

 1.- Objetivo desde la infancia: casarse con una persona rica. La libertad económica consiste en tener dinero, no en tener un trabajo.

La libertad consiste en ELEGIR y en este caso, la económica, en no depender del dinero para vivir y elegir qué haces con él. Esto tiene poco que ver con la abundancia económica en términos cuantitativos, sino tiene más que ver con términos cualitativos. Hay personas millonarias sin libertad y personas sin apenas dinero con libertad absoluta.

El tener trabajo, además de reporte económico, dignifica a la persona. Y esto no lo digo yo. La dignidad que aporta el trabajo es mucho más importante que su repercusión económica. Que se lo digan a los trabajadores de un desguace aquí en España que hace unos días les tocó la primitiva y todos siguen trabajando. Artículo.

El dinero es un valor más y muy bueno, pero es un VALOR DE MEDIO y no un VALOR DE FIN. Los seres humanos nos movemos por los VALORES DE FIN (que en este caso serían aquellas cosas que nos proporciona el dinero). La pregunta sería, ¿cuál es el valor de fin de esta mujer para su hija?

2.- No ser asalariadas, trabajar en el cuidado de marido e hijos. Combinar maternidad y trabajo es la antítesis de una vida feliz y plena.

Creo que somos muchas las que precisamente pensamos que UNA VIDA PLENA ES JUSTO COMBINAR MATERNIDAD Y TRABAJO. No conozco camino más estresante que combinar ambas cosas, maravillosamente estresante y maravillosamente gratificante.

Yo, en concreto, no podría vivir sin lo uno ni lo otro.

Somos unas cuantas así, otras no comparten esta visión. Respetables ambas posturas. En este caso, una de mis prioridades es que mis hijos nos vean desarrollando una labor que a pesar de ser complicado a veces, nos llene y nos guste. De esta manera el mensaje que les llega precisamente es: “Mis padres trabajan mucho en algo que les gusta, aportando algo al mundo y sintiéndose bien. Eso quiero ser de mayor”.

 3.- Ser madres lo antes posible.

Si puedes y si la Naturaleza quiere. Y no hablo de nuestra voluntad, que también será cuando pensemos que es el mejor momento, sino de la madre Naturaleza que no deja que decidas, sino que decide por ti. Sólo hace falta mirar las estadísticas de este tema. Lo siento, no suele ser cuando tú quieres.

Y dice también el artículo “Amigas mías acabaron por quedarse sin marido y sin hijos por retrasar la fecha”

¿¿¿¿¿¿¿¿¿¿¿Y? ??????????

¿Qué pasa si ocurre así? sin marido y sin hijos se puede tener una vida absolutamente feliz y plena.

4.- Educación elitista para relacionarse con la clase alta.

Para relacionarse con esa “clase alta” no hace falta “educación elitista” (este término da para otro artículo). Me resulta curioso que no se plantee la educación para que su hija aspire al conocimiento, al saber, al aprendizaje, al crecimiento.

Aunque bueno, tampoco me extraña después de ver que se venden como “churros” ciertos libros en España, que “alguien” en un programa de gran audiencia la semana pasada se jactó de NO saber inglés y de su casi inutilidad, que nos rodea la corrupción hasta en la sopa o que la “gallina es un mamífero” según las respuestas de un examen para profesor en España.

5.- Hacer lista de pretendientes según su dinero. 

Aquí voy a hacer una llamada a la alusión directa a “venderte al mejor postor”. Eso, creo que se llama sólo mediante un término que no voy a poner.

Ni me imagino cómo es “dormir” (por decirlo suave) con alguien que te repugne…el respeto y la dignidad pasan por ahí.

Las generaciones que vienen necesitan aprender de diginidad y autorespeto, sobre todo las mujeres. La libertad de la que esta señora habla al principio, es esto.

6.- Normas de urbanidad, idiomas secundarios.

Vivimos hoy ya en un mundo sin distancias y casi sin fronteras. Las relaciones comerciales entre diferentes partes del mundo a miles de kilómetros de distancia es algo habitual al que nosotros nos hemos tenido que acostumbrar y nuestros hijos asumirán porque han nacido en este momento de apertura a la aldea global. La puerta de entrada a todos ellos, es la comunicación y creo que afortunadamente, la mayoría de los entornos educativos piensan igual.

Hoy si no te comunicas, no avanzas ni logras objetivos.

Jamás le diré nada de esto a mi hija, por el contrario, intento que el mensaje sea:

 “Enma cariño, sé feliz, aprende, disfruta, ayuda a otros mediante las habilidades que tienes, relaciónate con gente de cuantas más partes del mundo mejor ya que en la diversidad está la riqueza y el aprendizaje de la tolerancia. Haz que tu vida merezca la pena por lo que recuerden de tí, la felicidad es personal para cada uno. Encuentra tu camino y síguelo. Y siempre sé fiel a tí misma. Y aquí estaré yo para guiarte y apoyarte hasta el día que sueltes mi mano y vayas sola. ” 

Hasta la próxima 🙂

Anuncios

Una respuesta a “Educar para “casarse con un rico”

  1. Pingback: Educar para casarse con un rico…caso REAL | Noelia López-Cheda·

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s