Compartimentos estancos, Mindfulness y cómo NO despedirte NUNCA del director general de tu empresa

Reconozco que me encanta el tema de los “compartimentos estancos” y me lleva encantando desde que estudiaba la carrera, precisamente porque mi estilo de comportamiento DISC es justamente contrario a practicarlo y además: soy mujer (jeje, nuestro cerebro tiene la tendencia a pasar de una cosa a otra con mucha velocidad, os dejo artículo :)). Artículo aquí.

La mejor anécdota respecto a este tema la tengo en mis inicios de carrera profesional.

“Corría el año 2000 y yo trabajaba en una empresa de telecomunicaciones como Product Manager de telefonía. Era inexperta y para mí todo era novedad en el mundo empresarial, incluidas las relaciones jerárquicas en la empresa. Jefes de departamento, directores de área, presidente, director general…todos estos personajes formaban parte del entramado de esta mediana empresa que a su vez, disponía diversos tipos relaciones entre ellos: reuniones semanales, mensuales, consejos de socios…y un sinfín de títulos y personas.

Yo me relacionaba con pocos debido a mi puesto pero alguna vez que otra fui espectadora de encuentros en “altas esferas”. Uno de los momentos míticos de mis principios de carrera profesional fue lo que os voy a contar. Dicho momento que yo calificaría como el de “tierra trágame hasta el infinito y más allá” se produjo al teléfono en mi humilde mesa de trabajo.

Me llamó el director general de la empresa encontrándome yo preparando un informe bastante importante de mi responsabilidad del área. Entre los nervios de la llamada, la incesante actividad a mi alrededor, el informe a medias con cosas que quería apuntar y que no me quedaran pendientes y la voz de este señor que me intimidaba bastante, mi cerebro me jugó una de las peores pasadas de mi vida.

Al despedirme por el teléfono mi frase fue: “De acuerdo, lo preparo. UN BESO, adiós”.

Nada más colgar un sudor frío me subió por la espalda a la vez que me petrificaba como una estatua. ¿UN BESO??????? ¿¿¿¿¿¿LE HE DICHO AL DIRECTOR GENERAL AL DESPEDIRME, UN BESO???????????

Mi compañero de departamento asomó la cabeza por el ordenador y me preguntó: “¿He oído bien?” con una sonrisa que le llegaba de oreja a oreja. Os imaginaréis las risas que se generaron en ese momento y la cantidad de bromas y chistes que tuve que aguantar.”

Esta gran anécdota que quedará para las memorias de mi carrera es sin duda uno de los mejores ejemplos del NO MINDFULNESS ahora tan de moda. El mindfulness que yo prefiero llamar “vivir en compartimentos estancos” es la habilidad de concentrarse en el momento presente, eso que los niños hacen tan bien 🙂.

Imagen mindfulness

Los barcos se construyen con compartimentos estancos o por lo menos los grandes barcos, para prevenir el naufragio. El Titanic estaba construido así, lo que pasa que el iceberg le dio de manera lateral y agujereó literalmente todos los compartimentos estancos de estribor. Necesitamos vivir en compartimentos estancos porque si no, nos hundimos con tanta información y cosas que hacer. ¿Cuántas de vosotros cuando estáis con la familia pensáis en trabajo y cuántos cuando estáis en el trabajo pensáis en los hijos? Y si no tenéis hijos, en cualquier otro tema. Es muy poco efectivo tener ese sistema de pensamiento, ya que la concentración real, favorece la creatividad, la sabiduría, la templanza además de múltiples beneficios físicos.

Hay mucha bibliografía al respecto en internet, os dejo un párrafo de un artículo que lo resume muy bien:

“El pasado ya pasó y no tiene vuelta, el futuro nunca llega porque cuando llega es presente; la única realidad real es el presente, ese momento pleno, simplemente real, en el que mente, cuerpo y espíritu están sincronizados, es el momento perfecto simplemente porque es lo que es. El regresar una y otra vez, de manera amable y consciente, a ese espacio de apertura e intimidad con nuestro momento presente, es la invitación que nos hace la práctica de Mindfulness.”  Artículo aquí.

Os animo a que lo practiquéis y quizás estos días que vienen sean los ideales . El nuevo año ya traerá su “afán”, concentrémonos en disfrutar del presente que ya no volverá. Esta imagen invita a ello ¿verdad? ;). Playa de Alicante hace una semana.

Hasta la próxima.

playa alicante

p.d: como esta mañana mi amiga Ana Peinado ha puesto este vídeo de Hedy Kober hablando de Mindfulness en Facebook que me viene estupendo, os lo dejo también aquí:

Anuncios

2 Respuestas a “Compartimentos estancos, Mindfulness y cómo NO despedirte NUNCA del director general de tu empresa

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s