Hablamos juzgando [2ª parte]

A raíz del artículo de la semana pasada y debido a los comentarios que me han ido haciendo durante estos días, aquí está la segunda parte.

Una vez tenemos identificados nuestros “usos curiosos” del lenguaje, es decir, una vez que somos conscientes de que JUZGAMOS más que CONVERSAMOS, la pregunta sería:

“Y ¿ahora qué hago?”

Partimos de la base que nuestros juicios son el resultado de lo que a mí me genera una situación que vivo y observo. Recordemos que la realidad que “vemos” no es en realidad la auténtica REALIDAD.

“El mapa no es el territorio”- Anthony Robbins.

Es decir, que una misma situación, generará opiniones, interpretaciones e incluso acciones distintas en función de la persona que la viva. Una persona fuerte físicamente y descansada, probablemente no hubiera hecho ningún comentario del horario del curso de la semana pasada (volviendo a mi ejemplo real).

percep realidad

Somos los responsables por tanto de lo que hagamos con eso que nos ha generado la situación, así que toca actuar.

Lo más adecuado es HACER PETICIONES al respecto a la otra persona, contando nuestra situación y respetando la posible respuesta de nuestro interlocutor. Esto suena muy rimbombante pero es la manera adecuada de establecer un diálogo constructivo. Recordemos que las otras personas también emiten sus juicios de lo que ven (interpretan en base a su realidad).

Una petición interesante ante la situación descrita la semana pasada sería plantear los 5 pasos de la petición asertiva (recordemos):

  1. Descripción situación (descriptivo, no emotivo).
  2. Exposición de lo que a mí me ha generado esa situación. Planteo mis sentimientos al respecto.
  3. Pido posibles cambios.
  4. Planteo consecuencias de los no cambios.
  5. Agradezco a la otra persona la oportunidad de escucharme y poder plantearle mi situación. Este diría que es el paso más importante de todos ya que muestra RESPETO por el otro, tan importante en la asertividad.

escribir

Mi mail por tanto, quedaría así:

“Te escribo para comentarte que me han pasado el horario de la formación que es de 14 a 20h (1). Si te soy sincera, me ha sorprendido y sobre todo, desanimado ya que el cansancio que arrastro últimamente creo que va a afectar estar al 100% en esta formación. Yo con esos horarios, siento que debo hacer trabajo doble para conseguir implicación por parte de los alumnos (2). Te pido por tanto que se plantee otro tipo de horario al cliente para que los resultados sean mejores para la gente (3). SI no se cambia el horario, quiero que tengáis en cuenta los descansos que tendré que hacer extras para dinamizar al grupo (4). Espero tu respuesta y si quieres hablamos por teléfono o cuando vayas a la oficina. Gracias por tu atención ante mi petición. (5)

Creo que podéis apreciar el cambio. Mucho cuidado con hacerlo muy mecánico, es decir, los 5 pasos son para tenerlos en mente, no para ir contando. El lenguaje debe ser fluido y natural.

Cualquier sugerencia o duda, ya sabéis dónde estoy. ¿Qué tal si probáis y me comentáis?

Sé de personas que han probado últimamente este tipo de comunicación y han tenido diferentes resultados positivos y no tan positivos, pero como todo, es cuestión de práctica y sobre todo que LAS DOS PERSONAS ESTÉN DISPUESTAS A DIALOGAR.

Abrazos y hasta la próxima.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s