Déjame jugar [Iron blogger]

“¡Déjame jugar!” #diceunniño

Hace unos meses di una conferencia en un colegio donde tuve oportunidad de hablar antes largo y tendido con la directora, mostrándome ésta cierta preocupación por algo que se venía dando los últimos años del colegio y que veía estaba afectando a los niños: el afán de los padres porque sus hijos fueran los “mejores y los más competitivos”.

Los padres estamos asustados (por llamarlo así) de la sociedad en la que nos estamos moviendo y de lo que ellos, nuestros hijos, se encontrarán cuando lleguen al mundo adulto. Nuestro afán por el tema de competir, de ganar…es básicamente un reflejo de lo que ya estamos viviendo nosotros ahora. Podríamos resumirlo todo en una palabra: MIEDO.

Nos afanamos porque casi desde que andan, sepan contar y leer. Queremos que aprueben y saquen las mejores notas (OJO al detalle de que muchos padres dicen: Mi hijo ME saca buenas notas…¿a ti?) que sean los mejores, que puedan “comerse” el mundo cuando lleguen a esto que se ha convertido casi en un campo de batalla.

Así que no les dejamos jugar, que es lo que los niños hacen cuando son niños, les hacemos que crezcan y corran por si llegan tarde…

Dejame jugar

Con este afán, lo que hacemos es básicamente QUEMAR ETAPAS y obviar, que las personas en el fondo, no queremos ser las mejores, QUEREMOS SER FELICES. Aunque hayamos confundido que el ser mejores es igual a ser felices.

Nos olvidamos que es muy distinto bombardearles a cosas desde fuera a que ellos descubran por sí mismos.

prohibido niños

El juego, tal y como lo define Catherine L’Ecuyer en su libro “Educar en el asombro” (artículo aquí) es “disfrutar realizando una tarea porque uno la hace con el corazón, le pone imaginación, creatividad, la interioriza.” Así se adquieren conocimientos, sigue diciendo Catherine, en la propia experimentación.  Estamos a la expectativa de la experiencia- Dan Siegel (neurocientífico).

 

A (éxito)= X (trabajo) + Y (juego) + Z (callar la boca) ALBERT EINSTEIN.

niño escalando

Si al ver esta imagen, maestros y padres dicen “¡¡cuidado, cuidado, baja ya!!”, no demostramos confianza en ellos para que descubran hasta dónde pueden llegar. No estoy diciendo dejar que se arreglen en situaciones peligrosas y si se caen ya han aprendido. Nuestro papel ahí además de decir: “¡Venga! Que puedes hacerlo”, es estar como Spiderman, atentos y alertas (sin que se nos note) por si se caen, pero ante todo demostrando confianza en ellos sin dejar de ponerles el ojo y perderles de vista. Confianza, atención y estar ahí si ocurre algo.

 El juego y el descubrimiento con nosotros de apoyo son mucho más importantes desde el punto de vista del aprendizaje y crecimiento del niño que llenarlos de conocimientos y conocimientos de todo tipo.

Todo eso llegará, no hace falta hacerlo antes…y cuando llegue, debemos focalizarlo en lo que ellos SEAN, no en lo que pensamos que deben ser para TRIUNFAR. (De esto ya hablé en este artículo: fracasos estudiantiles, aquí).

Es decir, debemos detectar su talento, sus cualidades naturales, lo que les apasiona, porque dedicándose a esto que les nace, será la única manera de que triunfen en la vida y sobre todo y lo más importante, SEAN FELICES.

 Y para descubrir todo esto, necesitan jugar, interactuar en el mundo, descubrir.

Dejemos que lo hagan…  🙂

las cosas que aprenden...

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s