Motivación adolescente

Hace unas semanas tuve la siguiente conversación con un padre sobre los resultados académicos de su hijo adolescente:

“-Básicamente no para de suspender, hasta ahora no he hecho ningún plan de seguimiento porque siempre he pensado que él debe buscar su camino y cada uno somos responsables de nuestros resultados, pero en vista de lo que ocurre, he realizado el siguiente plan de seguimiento-  me mira con ojos de resignación cargados de interés por su hijo y cansancio propio de los que se están esforzando de manera constante en la vida sin desfallecer- en una excel hemos puesto las notas de cada asignatura del 1er cuatrimestre para luego compararlas con el próximo y ver la evolución.

Por cada asignatura me ha especificado lo que vieron en el primer cuatrimestre. Por cada asignatura y día en que tenga clase de la misma me tiene que documentar en el excel los contenidos que han visto, el sábado por la mañana tendremos una reunión para evaluar lo que ha visto esa semana y la materia equivalente, en cantidad, del primer cuatrimestre. En función de los resultados así “le irá el fin de semana”.- me mira de nuevo buscando aprobación- ¿qué te parece? Sonrío- Ok- digo- veamos los primeros resultados.”

En realidad el plan me parece ciertamente exigente comparado con lo realizado hasta entonces, es decir, NADA. Pasar de 0 a 100 en pocos segundos hasta a un Ferrari le cuesta mucho combustible, pero dada la necesidad de avanzar urgentemente no deja de ser absolutamente necesario. Así que veamos qué ocurre las primeras veces.

Pasa el tiempo y no da exactamente los resultados esperados como me imaginaba. Podríamos resumir todo como “ABURRIMIENTO” para ambas partes, aunque se mantiene el plan, existen retrasos, cierta desgana aunque buena disposición y cansancio. Así que ante la duda de cómo continuar, envío al padre el vídeo de VOLKSWAGEN sobre The fun theory:

“Por ahí van los tiros, le digo, ¿qué te sugiere el vídeo?”

Dejo al lector que saque sus propias ideas pero siguiendo en la línea del tema que nos ocupa, el vídeo básicamente ilustra la siguiente fórmula:

“H + D= A”

H= Hacer algo que cuesta mucho.

D= Diversión

A= Actividad motivante

Así que sin perder el objetivo del seguimiento del rendimiento académico las ideas que sugiero para que comiencen a pensar son:

  • Blog      personal-web “en clave” para pasar el parte semanal.
  • Comunicación      parental vía Twitter (el protagonista es fan de RRSS) comentando todo lo      que va dando en las clases. (Dado el carácter público del medio elegido,      se sugiere lenguaje clave o privacidad).
  • El      momento “revisión” de la semana pasa de estar en casa sentados ante una      mesa, a realizar una ruta en bici de montaña (el padre es ciclista      aficionado y ha inculcado cierta pasión en el hijo) cuyo fin es la      conversación sobre cómo ha ido la semana.

Imaginación y creatividad al poder ¿no?

(Contaremos el final de la historia).

Anuncios

2 Respuestas a “Motivación adolescente

  1. Hola Noelia.
    Me resulta muy grato leer tus comentarios sobre los temas que abordas. Sigue así.
    Un abrazo. Vicente Massó

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s